Resignificando



Ballena

Hipopótamo

Cerda

Vaca

Rinoceronte

Mamut

Elefante

¿Son solo palabras? 

Hagamos un ejercicio. Vamos a acompañarlas de una sonrisa burlona, con un dedo que directamente te señala  y  junto a ellas los adjetivos asquerosx o jodix... 

Ya no son solo palabras que se las lleva el viento, ahora son insultos dirigidos a ridiculizar y menoscabar la autoestima de alguien que solo está gordx.

Duelen, dolieron y dolerán a menos que las cambiemos y resignifiquemos. 

Fui una cerda, una ballena y una vaca para muchxs incluso otrxs lo fueron para mí porque burlarse del tamaño o gordura de una persona es un deporte que se practica desde que somos pequeños. 

Incluso antes de que otrx nos lo diga preferimos utilizarlas porque así:  "les demuestras que no te hacen daño" Si te ríes de ti mismx ya otrxs no podrán usarlo para joderte y burlarse."  Y allí íbamos derechito a flagelarnos porque así duele menos, porque así lo hago yo y ya pierde la gracia pero sigue doliendo igual... 

Levanta la mano si no lo hiciste y tiramelo ahí en un comentario... 

Porque aunque este escrito es para mis colegas gordxs se que a los dientonxs, a lxs flacxs, a lxs negrxs, a lxs de pelo rizo les tocó lo suyo (eso se llaman estándares de belleza gente, eso se llama patriarcado... Y hoy le vamos a quitar un poco el poder que ejerce sobre nosotrxs.

¿Como? Resignificando. No dije resignando dije Resignificando que es el arte de darle un nuevo sentido o valor a un acontecimiento o conducta. Gente que no es fácil cambiar significados y mucho menos cambiar o borrar como nos hicieron o hacen sentir. -Todavía escucho la burla de la canción ay la gorda BUDUSCA! Y me dan nauseas. 

Sin embargo he podido encontrarle la ridiculez a quien la escribió y si lo tuviera de frente le escupiria la cara después de darle un puño pero no me hagan caso. A veces estas que me habitan se descontrolan y toman posesión del teclado. No voy a borrar eso que escribí porque quiero ser lo más honesta posible y si lo borro ellas y yo no estaríamos contentas por la cobardía de ocultar sentimientos... 

En fin volvamos a resignificar.  Los animales arriba mencionados son animales majestuosos, animales imponentes, inteligentes, cariñosos y sobretodo no están pensando en que ser lo que y como son esta mal, esta incorrecto o los hace menos. Deberíamos ser más como los animales y menos como las  personas (haríamos menos daño) pero ya que nos tocó en esta vida ser de lxs seres 'pensantes' hagamos que valga la pena.  

¿Cómo? Resignificando. 

La verdad es que no hay una forma definitiva para ello. Este camino de resignificar puede llegar a ser atropellador pero debemos darle el sentido que realmente tiene la palabra para nosotros no el que algún pendejo creyó que era el que merecía. Les voy a decir como yo lo trabajo, tal vez así ustedes encuentren una mejor manera de resignificar.

Piensa: ¿Que es una vaca? ¿Que tienen de malo las vacas? ¿A quien le hacen daño las vacas? ¿Por qué me quieren insultar diciéndome que parezco una vaca? Es que ni con el tamaño podremos parecer vacas. Lo mas cercano que podemos parecer como humanos es un manatí y eso si estamos en el agua. 

Y los manatíes son tan bellos! Si lo se, lo que duele es que se haga referencia a nuestro peso o tamaño. Eso es lo que nos molesta es más es en esos momentos que odiamos mas nuestros cuerpos. ¿Porque? Esa es una pregunta que tiene respuesta individual...En esa respuesta debes buscar la resignificación. 

En mi caso me dolía porque era una bofetada diciendo que valgo menos, que mi belleza es inexistente por que ocupo más espacio y lo mas fuerte: que ni mi inteligencia, bondad y carisma son relevantes en esta ecuación mientras siga teniendo ese cuerpo que comparan con un animal. 

¿Como cambié eso? Resignificación

Lo hacía sin darle o conocer ese nombre. Porque entendí que soy más que mi peso. Que mi valor (ese que no se compra) no depende de mi tamaño y forma. Mejor aún, entendí y acepté que mi cuerpo es mi territorio y en este cuerpo que me carga solo mando yo y la opinión que debe importar es la mía.

Si todavía te duelen estas palabras, aquí te dejamos varios consejos:

Busca ayuda. Háblalo con tus amigxs y si es mucho más profundo psicólogx honey; no hay algo de malo en ello.

NO te burles de ti para evitar que lo hagan otros. Hello honey, ya bastante gente odia nuestrxs cuerpxs disidentes como para que nosotros también lo hagamos.

Cuestiona (te). Es un trabajo constante pero revelará mucho de ti a quien mejor te conoce, misma. Así descubres mejores herramientas que te ayudarán en resignificar eso que quieren usar en tu contra.

Cambia tu entorno. Si es con tu grupo de amistades o familiares, honey no te quedes ahí. Podrán ser nuestra familia pero si nos hacen daño mejor mantener distancia. Además quien te quiere no te lastima arbitrariamente.

Edúcate. Busca todas las maneras posibles de mandar a la mierda a todx aquel que quiera quitarte la paz. Mentira 😂 Lee, hay mucha información disponible que puede ayudarte a entender mejor cómo te sientes así como grupos en los que puedes compartir experiencias y relacionarte con personas que sienten igual que tu. 

**ñapa: Escucha a La Pili y sus canciones. En ellas encontrarás ejemplos bien cabrones de resignificación!


Nos vemos en la próxima.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Preguntas que me hago cuando no puedo dormir

De Halago A Insulto

Del carajo, Fajas y Demonios Tropicales