Casi cuarenta

Cuando ella (la jefa) quiere hacer algo nuevo usualmente soy yo quien la detiene. Lo último con lo que le ha dado ha sido con los patines esos. He tenido que luchar bastante, porque hello casi tenemos 40 años y ella se cree que porque no usó este cuerpo para un montón de cosas durante toda su vida ahora lo tiene como nuevo.😳




-Mamita esta cuerpa se gasta aunque no lo uses- le dije y esposo también. Creo que ella lo sabía pero se negaba a aceptarlo.Me ha costado trabajo hacerle entender que tiene que cogerlo suave. Sin embargo, hay algo que le impide rendirse. Es ahí donde chocamos. Tan fácil que sería todo si me escuchara siempre. Pero… Necesito que entienda que no quiero lastimarme y ella quiere volar. ¿Cómo logro que vuele sin perdernos en el intento? Toca confiar en ella y sus capacidades. Toca creer que no
caeremos. Me toca, esta vez dejarla ser y es difícil. 

Tengo miedo al dolor, no solo al físico. Le temo al dolor de la vergüenza si caemos (y vamos a caer, lo sé). Temo las criticas de esxs que irán  tras ella y la juzgarán diciendo 
-y esta ridícula que se cree. Ya a su edad no puede estar haciendo esas cosas.  En fin no quiero escuchar esas limitaciones de lxs otrxs porque se que no nos hacen bien y tampoco son nuestro problema. De verdad que quisiera aplicarme lo que otra de lxs que le acompañan dice: Lo que los demás piensen de ti no es asunto tuyo.  Quisiera, quisiera pero es tan difícil dejarla volar... 

-Okay ya voy.- le contesto  Ya ahí está ella diciéndome:  
- es difícil pero no imposible- 

Me enferma ese positivismo que a veces tiene y se que es para llevarme la contraria… En el fondo también algunas de lxs otrxs también tienen miedo como yo que me gustaría  ir low and slow porque
¿qué de malo tiene ir con el viento y no en su contra?

-todo- dijeron a coro lxs otrxs que le acompañamos.

-malditas- pensé

-ay si, ya se que en el fondo (muy en el fondo) tienen razon. Pero esa comodidad de solo flotar y dejar que la marea me lleve donde sea es  reconfortante. No me gusta pasar trabajo. 

-¿Quien rayos quiere  pasar trabajo?-

Rieron con esa pregunta. 😒

-No tienen que contestar. Se la respuesta. También las oigo.- les dije



I know que somos unx corillx diversx. Se que somos varias aquí en estx cuerpx y mente.-
Bueno si nos sigue n por Instagram se han podido fijar que con lo de los patines  no me ha hecho caso y vamos mejorando nuestras destrezas al patinar.

También nos hemos caído y estamos adoloridas ya no tanto en el orgullo pero si en lo
físico porque pues lo obvio (son casi 40) pero ella está contenta y me alegra verla así. Su sonrisa cuando se monta en esas mierdas de patines me llena de esperanza. Esa esperanza
que me recuerda que la historia nuestra no la va a contar alguien más. Nuestra historia la estamos viviendo, escribiendo y reescribiendo en nuestro día a día. Esta historia que con los años se esta poniendo mejor. Y casi casi entrando en los cuarenta les digo que aun con los miedos y retos que supone llegar al cuarto piso esta femme seguira dando la batalla. Afortunadamente tengo corillx para rato y ya nos estamos liberando...


Comentarios

Entradas populares de este blog

Preguntas que me hago cuando no puedo dormir

De Halago A Insulto

Del carajo, Fajas y Demonios Tropicales