Ocupando Espacio

Llegué a un conocido cofee shop luego de mi reintegro al trabajo post covid para una reunión. 

Me encontré con E. para contarle una idea y de paso invitarla a que fuera parte de ella. Desde que empecé  mi deconstrucción y camino feminista he querido hacer actividades en las que las mujeres y femmes gordas se sientan apreciadas, respetadas y por sobre todo tomadas en cuenta. Mi consigna  es por y para gordas. He tenido varias discusiones con personas 'aliadas" a las que esto les resulta "curioso" o limitante pero es lo que quiero y como lo quiero. 

Hice la fila y pedí una limonada con café (todavía no tengo sentido de gusto y de olfato y me arriesgué a probar la limonada que a lo único que me supo fue amargura refrescante). E pidió lo suyo y comenzamos a conversar. Saqué un papel donde tenía anotada la idea en un mas o menos enredo controlado de cómo pensaba organizarla. 

!Hay tanto que hacer! 

 
Le expliqué a E cómo fue que se me ocurrió la idea y le hablé sobre las veces en las que me he limitado por gorda. A los lugares y experiencia a los que me he negado la entrada porque no he sentido que tengo derecho o la habilidad que me hagan merecedora de ellos. Y obviamente le mencioné lo que escribí en la entrada Otra Vez La Barriga 

Cuando E habló yo solo pude asentir. Todo lo que ella decía lo había escuchado, visto o sentido antes. Hablamos de bailar. De barrigas. De como nuestros cuerpos gordos son vistos e ignorados al mismo tiempo. De como dejamos de ocupar espacios que no nos tienen en cuenta incluido el lugar donde estábamos y sus pequeñas e incómodas stools en las cuales se me hace difícil acomodar todo mi nalgaje. 




De cómo nos adaptamos y fortalecemos en áreas que no necesariamente son de nuestro interés porque "estéticamente" a nuestros cuerpos gordos no se les da la oportunidad de ser vistos como "bonitos"  y tomados en cuenta por lo mismo. Aunque eso para nosotras no es lo importante (y no porque seamos gordas y nos hayamos rendido o conformado con nuestros cuerpos). Esto responde mas bien a la rebeldía y furia de porqué carajos tengo que verme "bonita" para que se me ofrezcan oportunidades, se me respete, valore o admire. Ya a estas alturas del juego aceptar la apariencia como principal y único atractivo a ofrecer, no es parte de la estrategia de vivir y existir. Al menos no la mía y me atrevo asegurar que E piensa y siente igual.

Me sentí tan bien hablando de temas complejos como lo es tener acceso o no a un trabajo solo por tu peso y apariencia.  También cómo de inicio sabemos que a cualquier lugar que entramos vamos en desventaja aunque lo queramos negar.  Estaba en las nubes hablando con una gorda igual que yo.

Usábamos la palabra gorda, hablamos alto, ocupábamos espacio; el nuestro y conspirábamos para crear mas lugares  y que otras se nos unan. Porque el ocupar espacio se nos ha negado desde siempre a las gordas. Esa tarde sentí que el mundo una vez mas me pertenecía, que soy parte de el, que existo y que aunque lo intenten no me van a borrar. Tampoco me haré mas pequeña solo para no incomodar.

Terminamos casi dos horas después y  *lo único que les voy a decir por ahora es que vayan separando la fecha: 12/19/2021.


*!Influencer mode activado! :)



Hasta la próxima Mostras!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Preguntas que me hago cuando no puedo dormir

De Halago A Insulto

Del carajo, Fajas y Demonios Tropicales