Del carajo, Fajas y Demonios Tropicales

A veces no se que escribir. No se de qué hablarles porque espero respuestas. Quiero saber si les ha pasado lo que a mi o algo similar para ver qué nos une. Otras quisiera que usaran lo que me ha pasado para que les sirva de guía. Nunca quiero que hagan lo que yo. Tampoco me gusta mucho ese positivismo del cual formé parte alguna vez con el quiérete mucho y vibra alto. !No! 

Es que hay que reconocer a la gente de mierda, hay que saber quienes no vibran alto y quienes no nos quieren, para mandarlos al carajo. Decir carajo es fácil; mandar a alguien para allá y que no te importe/afecte es otra cosas, porque en el fondo nos enseñan lo gratificante de agradar... Bueno,  mejor dicho nos enseñan a temerle a no agradar, ese es el  verdadero demonio. Creo que por ahí es que va la cosa. 

Encontré de lo que quiero hablarles pero ahora que se pa' donde voy mi cuerpo responde y empieza a enviarme señales de alerta porque probablemente lo que voy a decir terminará exponiéndome. Y de eso se trata, de exponerme, de mostrarme como soy y no como tal vez creen o esperan que sea.  

Por eso ya no quiero hacerles guías de cómo vestir mejor aunque me encanta la moda. En ella he encontrado una forma de expresarme y de paso incomodar; aunque para incomodar tengo ya el grado de gorda y con eso basta.   Ya por gorda incomodo por arriba y por abajo. De frente y de espaldas. Nunca soy del agrado... -¿Y cual es el problema?- Me dirían muchas. -No tienes que agradarle a todo el mundo-... Inserten aquí el emoji de los ojos en blanco en respuesta. Y tienen razón, no tengo que agradar... pero debo y quiero. 
Porque no se puede navegar este mundo hostil en soledad y hay que mojarse el culo muchas veces para agradar. Díganme si no es cierto que se nos hacen fáciles muchas cosas cuando tenemos compañía, y no hablo de acompañantes. Hablo de compañía, de sociedad, de gente que crea lazos con una y nos hace mejor. 

Esa misma gente que de seguro piensa que deberías rebajar por tu salud y te lo dicen por tu bien. !Ay no mejor me quedo sola y me voy pal carajo! De seguro allí no tengo que agradar a persona alguna, tampoco debo pensar en si me baño o que ropa me haría lucir bien cabrona. Talvez allí en ese carajo idílico al que nos vamos cuando estamos molestas y también mandamos cuando nos molestan, de seguro en ese carajo mi peso sea eso, mío. Algo que me pertenece y que no es de la incumbencia y preocupación de esos que también lleguen al carajo a acompañarme. Esos que me dicen tu no eres gorda tu eres bella. 

Y ya ven como las  palabras me llevan a lo mismo a querer irme al carajo, ya no los quiero mandar para allá (a los gordofóbicos), ahora soy yo la que quiere irse al carajo. Porque por mas que se explica en todos los idiomas, en reels, lives, fotos, libros, ted talks y demás la gente no entiende que un puto cuerpo gordo existe y no se va a ir solo porque les desagrade. Tendrán que matarnos o mandarnos a todos al carajo. Tal vez allí podamos simplemente ser gordos y no enfermos. Allí simplemente podamos comer sin que se nos fiscalice nuestro plato, de seguro en el carajo la ropa no será necesaria. 


Si, definitivamente en el carajo no hay fajas, el carajo no es el infierno. ¿Quién carajos se inventó la faja? De seguro un machista que nos quería poner en cintura !Ja!  La de avispa esa que hace que resalten las nalgas y caderas, esa cintura que no lleva barriga... !WoW! No se que ha sido toda esta descarga... Tal vez le pondré un titulo tipo 5 maneras de mandar a alguien al carajo en Instagram  pa' ver si tengo views porque la cosa esta mala en el mundo de las redes no porque me conste sino porque lo he escuchado...  

Nahhh, que ya me voy; que no quiero que vaya a aparecer alguien en este carajo de publicación que me quiera explicar que las fajas no son solo para disimular, esconder, moldear, reducir y estilizar la figura. Las fajas también ayudan con la postura, o con la espalda y eso es salud, eso es auto cuido. (Otra vez necesito el puto emoji de los ojos en blanco aquí). 

Nada que ya terminé con las fajas y el positivismo; también terminé con esta publicación que nuevamente no es un consejo y no cumple con los requisitos básicos de un Call To Action Influenceristico, digo por eso del algoritmo y mantenerse vigente. Esos que hacen que milagrosamente compartan lo que aquí escribí porque les llegué al corazón, al culo o a la barriga. Nahh, tranqui corilla que no les voy a pedir eso, solo con que me lean basta, ya si deciden que esto que les escribí les resulta interesante son otros twenty. Y si quieren contarme de ustedes obvio que mis ojitos son de ustedes. Por ahora sigo escribiendo desde y hasta en el Carajo, en el mío ese donde yo soy el demonio.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Preguntas que me hago cuando no puedo dormir

De Halago A Insulto