Solo Una Loba

Mi intención al compartirme un poco en redes sociales viene del reclamo de que si no me veo representada (como gorda) me toca convertirme en lo que quiero ver. 

Sin embargo la respuesta a esto no ha sido la que esperaba o mejor dicho no he recibido el feedback de quien esperaba que eran mujeres gordas. Por el contrario he recibido mucho apoyo de mujeres no visiblemente gordas y jóvenes que responden a mis planteamientos; lo que en ocasiones me ha hecho preguntarme si  toca cambiar el enfoque para darle al público lo que pide o seguir empeñada en quienes  me ven  pero no se atreven (solo porque mi ego  dice que las gordas necesitan ser salvadas). 

Este escrito e ideas vinieron luego de una conversación con Jolene mi instructora de pole. Le comentaba que yo sabía (que estaba segura) que pronto muchas gordas irían a coger clases de pole (porque mi intuición me lo decía). 
Ella me miraba atenta, me escuchaba y como una madre que escucha a su hija soñar se encargó de traerme a la realidad que en mi viaje no había querido ver con estas dos preguntas:

¿Y si no vienen las gordas que vas a hacer? ¿Va a cambiar algo? 
Estuve a punto de toser y rasparme la garganta para analizar las preguntas sin embargo mi respuesta directamente desde la baqueta fue: Nada.  Seguiré haciendo lo mío... Creo que ella sintió un poco de alivio al saber que no me quedaría frustrada porque ella también está intentando abrir su espacio de pole a cuerpos diversos incluidos los gordos y la respuesta de las gordas ha sido medio meh!

Ahora que lo escribo me duele. Porque sé que puede que muchas gordas sigan viviendo siendo el personaje secundario en sus vidas porque no creen que puedan ser las protagonistas, porque no se sienten como tal.
 Es ahi donde entra ese dicho que dice que puedes llevar el caballo al río pero no puedes hacer que se tome el agua. La media sonrisa de Jolene fue de te comprendo. Y me dijo yo tambien quiero pero se me ha hecho difícil atraerlas. 

Imagina si a mi que soy gorda sin disimulo, sin ocultar y se me ha hecho difícil atraerlas a todo, que será del pole donde usualmente se ven muchos cuerpos "fit", delgados y/o que cumplen con el estándar. (Ojo que no dije cuerpos capaces, no vayan a creer la mierda esa de que un cuerpo es capaz solo en determinado tamaño/peso/forma porque no es cierto) 

Invitar a esos cuerpos que se pasean por las fronteras y los que ni pertenecen al territorio de la aceptación, hacerles un llamado parece que va a oidos sordos pero ese es otro asunto para hablar luego. La mente se me va para mundos tenebrosos. Volviendo a la carla con Jolen que siguió llena de pole, de trucos, de nosotras y lo que queriamos para finalmente despedirnos. 

No volvia a pensar conscientemente hasta hoy que no aguanté mas y me senté a escribir.

Y tristemente me toca internalizar y aceptar que no soy la salvadora de las gordas en Puerto Rico ni del mundo, tampoco soy la imagen o símbolo del moviemiento fat acceptance aquí ni en ningun otro lugar, (no tengo que serlo). 

Asi que toca recoger los pedazos de un sueño y verlo desde la realidad. A mi me tomó mas de treinta años reconocer que soy mucho más que mi peso; que ser y habitar un cuerpo gordo no es un fallo o un error. Me cuesta todavía entender que mi cuerpo gordo tiene muchas capacidades que desconocía porque le fueron negadas por estándares y creencias violentas disfrazadas de salud. Las posibilidades de mi cuerpo  fueron moldeadas para ocultarse, para achicarse y solo enfocarse en afinarlo y al no lograrlo entonces buscar otras formas en las que al menos me permitieran no sufrir tanto.

Luego de esto me tomó casi cinco años de ensayo y error, de mirame internamente y liberar a la loba que llevo dentro. Esa loba cubierta en piel y gordura que se curvea en su barriga y caderas. Una loba que no auya solo cuando hay luna llena. Soy una loba hambrienta que come sin miedo y que ya no busca manada porque ella en sí misma es manada; es abundancia.

Soy abundancia, gordura, espesura, inmensidad  y aunque puedo verme y reflejarme en tantas otras ya no es mi principal intención que otras se vean tambien en mi. Porque se que no siempre se pueden soltar las cadenas. Hay unas que se incrustan tanto que pareciera que son parte de nosotras y muchas las llevan y cargan como tal porque saben que para liberarse tendran que arrancarse la piel. 

NO es mi culpa, tampoco la tuuya pero cada una debe de hacerse responsable por si misma. Y entender que no somos un fallo, no somos lo peor, solo por ser y estar gorda. Es tu responsabilidad entender que no eres la mala del cuento porque pesas mas que otras, aunque si deseas ser la mala, is up to you.


Ahora me voy de descanso y como loba me rio tristemente del rebaño que no despertará, abrazo a ese rebaño porque no estoy destinada a ser su pastora. Yo soy solo una loba que al final terminé salvándome sola y sin rebaño. Sin embargo sigo soñando que un dia no seré solo yo quien aulle en gordura, contentura y rebeldía. Mira que al final las lobas cazan en manada y yo siempre tengo hambre.

Esta loba seguirá sola mientras espera el nacimiento de su manada... y si descalza porque los putos tacos me cansan también. 😂😂😂


Comentarios

  1. Quisiera decir tanto pero me detengo porq tienes Tanya razón. No debería ser una como yo dándote la razón que las gordas saben que tienes pero que ellas mismas se detienen porq están presas de los tantos prejuicios que ellas han aplaudido en vez de despertar, vivir y ser feliz ahora tal y cual como son!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu tiempo y Gracias porque con este mensaje acabo de confirmar lo que dije en este texto!💜💜💜

      Eliminar
  2. Wynn casino opens in Las Vegas - FilmfileEurope
    Wynn's first hotel casino 출장샵 in Las Vegas casinosites.one since opening its doors in 1996, Wynn Las Vegas is the nba매니아 first hotel on the Strip to offer https://tricktactoe.com/ such a large selection worrione of

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Preguntas que me hago cuando no puedo dormir

De Halago A Insulto

Del carajo, Fajas y Demonios Tropicales